GRUTA DELOURDES FRANCIA EN VIVO

SATÁN ENTRONIZADO EN EL TEMPLO SANTO" SE ARRODILLA ANTE HEREJES QUE ODIAN A LA MADRE DE DIOS



EN VIVO

SLIDERS

,

,

sábado, 20 de septiembre de 2014

¿QUIÉN ES…RAYMOND LEO BURKE? DIARIO VATICANO / EXILIO EN MALTA PARA EL CARDENAL BURKE




¿Quién es…Raymond Leo Burke?


El Cardenal Raymond Leo Burke  Prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica.







Raymond Leo Burke





Estadounidense, nació en Wisconsin el 30 de junio de 1948 siendo el menor de seis hermanos. Entre 1962 y 1968 estudió en el seminario de la Santa Cruz en Wisconsin para pasar luego a estudiar Filosofía en la Universidad Católica de América.

En 1971 marchó a estudiar a Roma, a la Pontificia Universidad Gregoriana, donde estudió Teología hasta 1975, siendo ordenado ese mismo año por el Papa Pablo VI. Regresó a Wisconsin donde fue rector de la Catedral de San José Obrero y enseñó religión en el “Aquinas High School”.




En 1980 vuelve a Roma para doctorarse en Derecho Canónico en la Universidad Gregoriana. En 1984 es nombrado moderador de la curia y vice-canciller de su diócesis en Wisconsin (La Crosse).

Vuelve a Roma por tercera vez en 1989 cuando Juan Pablo II le nombra defensor del vínculo del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica. En 1994 este mismo Papa le nombra obispo de su diócesis natal (La Crosse).




En 2003 es nombrado arzobispo de Saint Louis (Missouri), una de las diócesis más antiguas y prestigiosas de Estados Unidos. Ahí realizó una intensa labor pastoral. Muy devoto del Sagrado Corazón de Jesús, consagró sus diócesis a él, incluso dedicó un altar de la catedral de Saint Louis.

En 2008 Benedicto XVI lo nombra Prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, sustituyendo al cardenal Agostino Vallini.

Fue creado Cardenal Diácono en el Consistorio del 20 de noviembre de 2010 por Benedicto XVI, de la Diaconía de “Sant’Agata de’Goti”. En la curia romana es miembro de la Secretaría de Estado, de la Congregación para el Culto Divino y de la Congregación de los Obispos.



Los que le conocen dicen que a su simpatía y sencillez natural se une la valentía para decir la verdad y encarar los problemas con decisión. Gran amante de la liturgia. Es uno de los cardenales que más ha favorecido la difusión de la forma extraordinaria del rito romano y el esplendor litúrgico en general.

En una de las famosas filtraciones de documentos del Vaticano se encuentra una carta del cardenal Burke al cardenal Tarcisio Bertone, fechada el 14 de enero de 2012. En dicha carta  Burke muestra su malestar por la aprobación de la Liturgia “neocatecumenal”, aprobada sin su conocimiento.





La carta decía “como fiel conocedor de la enseñanza del Santo Padre sobre la reforma litúrgica, que es fundamental para la nueva evangelización, creo que la aprobación de tales innovaciones litúrgicas, incluso después de la corrección de las mismas por parte del Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, no parece coherente con el magisterio litúrgico del Papa.”

Raymond Leo Burke es un cardenal muy bien visto desde los sectores tradicionalistas del orbe católico, entre otras cosas por ser un firme defensor de la ortodoxia litúrgica.



Además, decía sobre la liturgia: “La primera lección importante que tiene que ser enseñada es que la sagrada liturgia es la expresión del derecho de Dios a recibir de nosotros la adoración que se le debe, y que se deriva de lo que somos. Somos criaturas de Dios y el culto por lo divino, de una manera muy particular, expresa al mismo tiempo la majestad infinita de Dios y también nuestra dignidad como la única criatura terrestre que le puede ofrecer la adoración, es decir que podemos levantar nuestros corazones y las mentes a él en alabanza y adoración.”




17 de Diciembre de 2013 


"El cardenal Raymond Burke fue sustituido en la Congregación de los Obispos como parte de las reformas del papa Francisco"

La "guerra" interna de Francisco: echó a un cardenal y éste lo cuestiona

Se trata de Raymond Burke, quien todavía es prefecto de la Signatura Apostólica. Fuerte crítica del removido religioso contra el papa argentino.
El cardenal Raymond Burke, todavía prefecto de la Signatura Apostólica aunque removido este lunes de la Congregación de Obispos, arremetió contra las palabras del papa Francisco, plantándose en contra de la "obsesión" por hablar de temas relacionados con la moral sexual". "Nunca hablaremos lo suficiente de estas cuestiones", indicó Burke.


Burke es un cardenal estadounidense nacido en Wisconsin en 1948. Fue arzobispo de Saint Louis y fue nombrado por el papa Benedicto XVI como prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, una especie de Corte de Justicia del Vaticano.
Es miembro de la Secretaría de Estado Vaticano y de las congregaciones para el Culto Divino y la disciplina de los Sacramentos, aunque fue expulsado por el papa Francisco de la muy influyente Congregación de los Obispos, en una medida que consiguió una amplísima repercusión puertas adentro del Vaticano y en los principales medios estadounidenses.

Burke, en el cónclave en el que Jorge Bergoglio fue elegido papa también era un "Papable".




Repercusión en EEUU

El New York Times le ofrece especial espacio al cambio del cardenal Burke: "El papa sustituye al conservador cardenal estadounidense de un influyente comité del Vaticano".

El destacado diario interpreta la decisión del pontífice argentino como "una señal de que Francisco está dispuesto a irrumpir sobre lo establecido en el Vaticano con la finalidad de ser más inclusivos".
El medio hizo intervenir en su crónica a cuatro periodistas, lo que acredita la importancia que le dio al tema: Jim Yardley informó desde Roma, y ​​Jason Horowitz desde Washington. Gaia Pianigiani contribuyó desde Roma, y ​​Laurie Goodstein de Nueva York. La nota apareció publicada este martes en la página 6 del New York Times.
"Lo que el papa está diciendo es que usted no necesita ser conservador para ser obispo", dijo Alberto Melloni, director de la Fundación Juan XXIII de Estudios Religiosos de Bologna. "Quiere buenos obispos, independientemente de lo conservador o liberal que sean", dijo el experto, citado por New York Times.


También refiere que fue observado como "un nuevo esfuerzo por cambiar la doctrina sobre temas sociales específicos".
Añade que "el papa Francisco anunció cambios en la influyente oficina del Vaticano que evalúa y propone obispos para todo el mundo".
El "Huff", sostiene que en remplazo de Burke, fue designado otro cardenal estadounidense, Donald Wuerl, de Washington.

"Burke -dice The Huffington Post- llamó la atención en los EEUU en 2004 cuando dijo que le iba a negar la comunión al ex candidato presidencial demócrata John Kerry, un católico que apoya el derecho al aborto".




El Papa releva en la Curia a un cardenal conservador de EE UU por otro moderado

EL PAIS INTERNACIONAL  17 DIC.2013




El papa Francisco ha prescindido del cardenal tradicionalista Raymond L. Burke en su remodelación de la Congregación para los Obispos y ha puesto en su lugar al cardenal de Washington, Donald Wuerl, bastante más moderado. Se trata de un cambio en sintonía con las demás sustituciones de prelados en ese organismo que el pontífice anunció este lunes y con las que pretende asegurarse su legado y, en el caso de Estados Unidos, alterar la tendencia ultraconservadora en la que había caído la curia de este país, debido, en buena medida, a la influencia del obispo saliente.

Burke, un cardenal muy popular entre los católicos más conservadores de EE UU, fue obispo de la diócesis de La Crosse, en Winsconsin, entre 1994 y 2003, y de Saint Louis hasta 2008, antes de unirse a la Curia de Roma. Aunque mantiene su puesto como presidente de la Signatura Apostólica, el más alto tribunal del Vaticano, su ausencia de la Congregación de Obispos ha debilitado sustancialmente su poder al no poder participar directamente de la elección de los prelados estadounidenses.



Burke se opone fervientemente al aborto y al matrimonio homosexual y es un firme partidario de negar la comunión a los políticos católicos que defiendan posiciones abortistas


El antiguo arzobispo de Saint Louis era conocido por seguir los ritos tradicionales que impulsó durante su pontificado Benedicto XVI. Su gusto por la cappa magna, la capa de cola de seda roja que los cardenales pueden utilizar en las ceremonias litúrgicas solemnes, contrasta con la sencillez del atuendo de Francisco, al igual que su radicalismo en cuestiones de fe. Burke se opone fervientemente al aborto y al matrimonio homosexual y es un firme partidario de negar la comunión a los políticos católicos que defiendan posiciones abortistas.



Burke ha manifestado su falta de sintonía con el nuevo pontífice en varias ocasiones. Cuando Francisco aseguró que él no era quién para juzgar el comportamiento de un homosexual, el cardenal declaró que sus palabras debían ser interpretadas como una “sugerencia” y no como doctrina pontificia. El prelado estadounidense también ha cuestionado su capacidad para cambiar la burocracia del Vaticano. “El servicio de la Curia Romana forma parte de la naturaleza de la Iglesia y debe respetarse. No me puedo imaginar a nadie que pueda transformarla completamente, eso simplemente no tiene sentido”, aseguró la semana pasada en una entrevista concedida a la emisora católica EWTN.

Allí, Burke evidenció su preocupación por el interés de Francisco de que la Iglesia deje de centrarse en asuntos como el aborto o el matrimonio homosexual. “A uno le da la impresión de que lo que él piensa es que estamos hablando mucho sobre el aborto, mucho sobre la integridad del matrimonio, como la unión entre un hombre y una mujer. Pero es que nunca podemos hablar suficiente de ese tema”, sostuvo.








LA SANTA BIBLIA FUE HECHA POR LA SANTA IGLESIA CATÓLICA............DAR CLICK EN LA IMAGEN

PADRE NUESTRO TU QUE ESTAS EN LOS QUE AMAN LA VERDAD

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES
DEVOCIÓN PRECIOSA SANGRE, LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES  DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE
LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO