GRUTA DELOURDES FRANCIA EN VIVO

SATÁN ENTRONIZADO EN EL TEMPLO SANTO" SE ARRODILLA ANTE HEREJES QUE ODIAN A LA MADRE DE DIOS



EN VIVO

SLIDERS

,

,

martes, 15 de octubre de 2013

LA HORA DE SAN JOSÉ DOMINGOS 09:00 PM POR MARCOS TADEU (JACAREÍ, BRASIL)

La Hora De San José
Domingos 21:00 PM Por Marcos Tadeu 
(Jacareí, Brasil)




Promesas de San José

_ “¡En mis manos tengo Mi Amantísimo Corazón para ofreceros y daros!
_ Aquella alma que me abra la puerta de su corazón, que acepte el amor de Mi Corazón…….
-Prometo transformarla en una verdadera joya de rara belleza, en una flor de exótico
 e incomparable perfume…
_ Prometo transformarla en un horno que jamás se enfría ni disminuye;
prometo hacer resplandecer en ella una luz más centelleante y más atrayente que la de las propias estrellas…
_ Bienaventurada es el alma que recibe Mi Amor… Pues ella, jamás se volverá un desierto seco…
_ Bienaventurada es el alma que cree en Mi Amor… Pues por su fe, ella lo poseerá siempre; y por eso su corazón jamás experimentará la amargura de la soledad, del desespero, del desamparo…
_ Tal como yo trabajé la madera en Mi taller de Nazaret, trabajaré su alma, hasta darle a ella formas bellas, impresionantes y verdaderamente deslumbrantes. 
Le daré la forma de la perfección, de la santidad y le imprimiré fina terminación espiritual, para que ella se vuelva pieza de gran valor y de apreciable perfección.
_ Todo eso Yo haré en el alma que se confía, que se entrega completamente a Mi que no desconfía de Mis planes, de Mis intenciones y de Mi Amor para con ella…
_ Continuad con Mi Hora de Oración porque a través de esas Horas os transformaré en ‘bella obra de arte, mística y espiritual’ para  embellecer vuestras moradas en el Cielo.
   San José ha pedido que todos los Domingos a las 9:00 de la noche, fuese hecha una hora de oración que él llamo: ‘Hora de San José’.
 Mensaje del día 27-09-2009 a Marcos Tadeu.

Hora del Amantísimo Corazón de San José,
En las familias.

Desde el día 07 de Febrero de 1991, Nuestro Señor Jesucristo, María Santísima y San José aparecen frecuentemente en Jacareí, Estado de San Pablo-Brasil, y por medio de un joven, Marcos Tadeu, hacen al mundo una última suplica a la conversión.
Durante las Apariciones San José pidió que todos los Domingos a las 09:00 de la noche fuese hecha en familia una hora de oración que Él llamó La Hora de San José.
En obediencia a los Mensajes de San José en las Apariciones de Jacareí, ésta es la hora de oración, que ahora, fervorosamente vamos a realizar:
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.






Canción para San José

 (por Marcos Tadeu)

Bendito sea el Corazón Amantísimo de Sn. José,
Que viene del Cielo a comunicarnos,
Sus Mensajes de Paz y Fe…
OH San José querido,
Gloria a vuestro Corazón,
Sea bendito y alabado,
Por todo hombre, toda nación,
Sea bendito y alabado,
Por todo hombre, toda nación,
Bendito sea el Corazón Amantísimo de Sn. José,
Que con sus Mensajes de Jacareí,
Viene a socorrer a nuestra Fe…
OH San José querido,
Gloria a vuestro Corazón,
Sea bendito y alabado,
Por todo hombre, toda nación,
Sea bendito y alabado,
Por todo hombre, toda nación,
Bendito sea el Corazón Amantísimo de Sn.José,
Que con sus Santas Apariciones,
Viene a dirigir a nuestra Fe…
OH San José querido,
Gloria a vuestro Corazón,
Sea bendito y alabado,
Por todo hombre, toda nación,
Sea bendito y alabado,
Por todo hombre, toda nación.


Meditaciones a San José:
Lo que los Santos no pueden hacer solos sin San José, Él lo puede hacer solo y sin los Santos. No hay ni en el Cielo ni en la tierra criatura alguna igual a San José, Él excede a toda criatura en Santidad, belleza y perfección,  el universo se prosterna delante de Él cautivado por su bondad.

Así como en el antiguo testamento José salvó del hambre, a los que estaban a su cargo, en Egipto; así también San José salva a sus devotos amados de la miseria espiritual y temporal; Él es un padre justo y fue en Sus Manos que el Señor Dios colocó todos sus bienes y sus poses. San José fue el único ser encontrado digno de Jesús y María Santísima;  la convivencia de San José con Ellos, no fue apenas porque Dios a Él le concedió, más por San José merecida; todos los electos que el Señor Dios quiere salvar, abrazarán la esclavitud de amor a San José, para que mejor pertenezcan, a Aquel que a la autoridad de San José se sometió por amor.
Es gran señal de predestinación la devoción y esclavitud a San José, así como es gran señal de condenación el rechazo y la oposición a ella. Los candidatos al fuego del infierno, se burlarán de ella y la perseguirán sin conseguir destruirla y con mayor daño propio de ellos.

Recemos la Coronilla de San José
(Usar un Rosario normal)

Credo
(Rezamos el Credo)

Primer Misterio




María Santísima suplica al Altísimo que santifique a San José aumentando sus dones de Gracia, para que Él sintonice con sus castísimos pensamientos y deseos.

Ave María
(Recitamos el AveMaría)


Ave San José
(Repetir 10 veces)

Dios te Salve San José,   
Elegido de la Gracia,
El Señor está Contigo,
Bendito Sois Vos entre los hombres,
y Bendito es Vuestro Amantísimo Corazón,
amparo y corredentor con Jesús y María.
San José, Padre del Hijo de DIOS
 y Nuestro Padre,
auxílianos a nosotros pecadores
ahora y en nuestra última hora. Amén.




Al terminar las 10 Aves San José:

¡Amantísimo corazón de San José,
 rogad por nosotros!
¡Jesús, María y José, yo os amo! Salvad Almas!
¡San José apoyo de las familias,
rogad por nosotros!
¡Sagrada Familia, rogad por nosotros!

Gloria
"Toda la Gloria por siempre Al Poder, A la Sabiduría, 
y al Amor infinito de Dios por medio del inmaculado corazón de María Madre Nuestra", Corazón inmaculado de María Ruega por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte Amén.

Segundo Misterio
San José alcanzo un grado admirable de caridad por Dios y por María Santísima que excedió a todas las criaturas que existieron y existirán; convirtiéndose así, en el hombre que más amó al Señor y a Su Madre, y también el más amado por Ellos.
1 Ave María, 10 Ave San José,  Gloria.

Tercer Misterio
Por su amor ardiente por Jesús y María, San José mereció poseerlos como ningún otro ser lo consiguió, volviéndose digno de que todas las generaciones y pueblos lo conozcan y bendigan; pues con ningún otro hizo tales cosas el Señor, ni manifestó tanto su amor.
1 Ave María, 10 Ave San José, y Gloria.

Cuarto Misterio
San José fue favorecido toda su vida, con visiones y revelaciones divinas sobre los Misterios de Cristo Nuestro Señor y de Su Madre Santísima, viviendo en Santa compañía de ambos como verdadero esposo de la Reina y padre del mismo Señor.
1 Ave María, 10 Ave San José,  Gloria.

Quinto Misterio
El Altísimo dispone que María Santísima, deba tomar estado de matrimonio, lo que causó perplejidad en la Virgen Sacrosanta, que deseaba servir al Dios en castidad perpetua; pero siendo la Maestra de las virtudes, hace acto de obediencia al Señor, creyendo y esperando en Él, con amor.
1 Ave María, 10 Ave San José,  Gloria.

En las tres últimas cuentas 
del Rosario se reza:

V: ¡Amantísimo Corazón de San José
R: ¡Ruega por nosotros! (TRES VECES).

 Meditemos el Mensaje del Gloriosísimo San José, 
Comunicada en las Apariciones de Jacareí





“Yo José, siervo de Dios y bienaventurado Padre adoptivo de Nuestro Señor Jesucristo, os habla:

Os Amo con amor de padre, protejo a la Santa Iglesia, a las familias, a todos ustedes, como un padre a sus hijos, por eso hijitos, puestos sobre Mi protección por el Señor, escuchen lo que les digo al lado de Mi Bienaventurada Esposa, la siempre Virgen María y de Nuestro Señor Jesucristo, de quien fui siervo y padre devoto en la tierra…

El Señor quiere salvar esta gran nación, pero para salvarla solamente un gran torrente de oraciones puede llegar al Cielo y mover la Mano del Eterno Padre para salvar esta tierra, que de otro modo si no se obedece lo que Mi Bienaventurada Esposa dice no tendrá salvación.

  Hijitos, sean buenos no hablen palabras deshonestas, muden sus almas y sus malas costumbres; sean buenos, muy buenos; sean puros, muy puros; sean humildes, muy humildes; sean justos, muy justos; sean perfectos como El Padre del Cielo es perfecto; cuando se sientan confundidos, retírense aparte para rezar; en el silencio en la oración, Yo vendré para ayudarlos a escoger la cosa correcta; cuando sean perseguidos, levanten la mirada hacia Mi y Yo los consolaré; cuando se sientan desanimados, miren hacia Mis manos siempre extendidas para ustedes, para derramarles Gracias que el Señor colocó debajo de Mi patrocinio.

  Yo les enseñaré a amar el Verbo de Dios, Yo les enseñaré a convivir con Él, Yo les enseñaré a Agradarlo y Adorarlo; Yo les enseñaré a amar, a servir y a agradar a la Dulce Madre de todos; Yo quiero ser para todos ustedes un puente, que los lleve a los Dos Sagrados Corazones de Jesús y María.
El Inmaculado Corazón, de Mí siempre Dulce Esposa María, es la puerta del Cielo, y la devoción a Mí y a Mi Corazón es la llave que abre esta puerta, invóquenme siempre así:

“Amantísimo Corazón de San José, 
rogad por nosotros”

  Y Yo vendré, vendré en auxilio de todos ustedes, de la Iglesia, del mundo, de las almas… al avistar Mi luz, Satanás se quedara ciego, y no podrá mas hacerles mal alguno.
 Yo tengo la misión de llevar al Brasil (válido para cualquier país) al más grande Triunfo del Inmaculado Corazón de la siempre Dulce Virgen María… si me invocan a favor del Brasil,
 (válido para cualquier país) Yo los ayudaré.
Hoy en este día os Bendigo a todos.
Sobre todos ustedes, derramo la bendición, que me concedió la Santísima Trinidad, En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.”
Meditemos el pasaje Bíblico
De este Mensaje
Decía Juan el Bautista: “Convertíos, porque ha llegado el Reino de los Cielos.”
Mateo 3, 2.
Desde entonces comenzó Jesús a predicar y decir: “Convertíos, porque el Reino de los Cielos, ha llegado.”
Mateo 4, 17.
Del profeta Marcos:
San Juan anunció,
Jesús mandó,
Nuestra Señora ordenó de nuevo
 y San José repitió:
¡Convertíos sin demora!

Consagración Al Corazón 
Amantísimo De San José



OH Amantísimo Corazón de San José,
Digno de ser por todos amado, venerado 
y obedecido con sincero afecto,
A Vos me consagro, con todos mis bienes interiores
y exteriores,con todo lo que soy y tengo.
Vuestra Eminencia, Gloria y Poder, sobrepasa toda comprensión humana, y por eso, Os tomo hoy por mi abogado, - junto a Jesús y María - por mi protector y padre.
Prometo nunca olvidarme ni separarme de Ti,
Deseo  honrarte todos los días de mi vida, obedecer los Mensajes comunicados en las Apariciones de Jacareí, hacer Vuestra Santa Hora de oración todos los Domingos a las 09:00 de la noche, obedecer todos los Mensajes de María Santísima y de Nuestro Señor, en las Apariciones de Jacareí,y propagar Vuestra devoción 
y Vuestros Mensajes a todos.
OH Padre de mi alma, concededme Vuestra especial protección, y aceptadme en el número de Vuestros siervos, Asistidme en todas
 mis acciones y sufrimientos,
Alcanzadme el favor de Jesús y María,
y no me faltéis por piedad…… en mi agonía y muerte.
OH Amantísimo Corazón de San José, que os revelaste con los Corazones de Jesús y de María, en las Apariciones de Jacareí, 
Ten piedad de nosotros y del mundo entero. Amén.

Marcos: Mis queridos amigos alabando y exaltando a San José, terminamos nuestra Santa Hora de oración en honra a Él.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
¡Salve San José! ¡Salve!
 Repítase por favor todos los domingos a las 21:00 hrs.



Antigua Oración
A San José
Promesas

1. “Los que leyesen esta Oración serán premiados; igualmente se premiará a los que la escuchasen al ser leída, o si la llevasen en su persona.

2. A todas estas almas se les promete que no morirán repentinamente, 
ni se ahogarán, ni Serán afectados por el veneno.

3. No caerán en manos de sus enemigos; ni serán consumidos en ningún incendio; ni aún derrotados en la batalla.”


Oración
¡Oh, San José!
Cuya protección es tan grande, tan poderosa
y eficaz ante el Trono de Dios:
En Tus Manos entrego todos mis intereses
 y mis deseos.
¡Oh, San José! Asísteme con Tu Poderosa Intercesión.
Obtén para mí de Tu Divino Hijo, nuestro Señor, todas las Bendiciones espirituales que necesito, a fin de que habiendo conseguido aquí en la Tierra la ayuda de Tu Poder Celestial, pueda ofrecer mi gratitud y homenaje al Padre más amoroso.
¡Oh, San José! Nunca me cansaré de contemplarte
Con el Niño Jesús dormido en Tus brazos.
No me atrevo a acercarme 
mientras que el Niño reposa
Sobre Tu Amantísimo Corazón.
Abrázale fuertemente en mi nombre; y de parte mía,
Besa Su Divina y Sagrada Cabecita.
Luego, suplícale que me devuelva ese beso
Ala hora de mi último suspiro.Amén.

 Esta oración fue descubierta en el año quincuagésimo(0050) de nuestro Señor Jesucristo. Imprimatur: Rverendísimo Jorge W. Ahr, Obispo de Trenton.








PRECAUCIONES Y PROTECCIONES PARA MIS OVEJITAS EN ESTE FIN DE LOS TIEMPOS 29/08/2013
EL ACEITE DE SAN JOSÉ .

(HABLA DIOS PADRE)


Ahora, Criatura, de lo que vamos a tratar es de ciertas precauciones que habréis de tener a partir de ahora. 

Vuestra Madre y San José os han entregado el llamado Aceite de San José por Mi Siervo Agustín..
Deberán comenzar a hacerlo (los que no hayáis tenido la precaución de tenerlo ya en vuestras alacenas y armarios) en estas fechas, como se os indicó y, Pequeñita, como tu lo hiciste.
 Nárralo aquí (**).
 (HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)
Amada Criaturita del Cielo. Habrás de decirles a tus hermanitos, que constituyen Mi Resto Fiel y Amadísimo que deben procurar esta precaución que del Cielo se os ha otorgado. Usadlo como se os ha indicado y de la manera en que a ti se te instruyó e indicó.
Sepan que el aceite no sustituye la oración, el estar en Gracia y las santas obras de Misericordia pero contrarrestará fuertemente (Veo una capa protectora) todos los venenos con los que ahora el Maligno os está intoxicando continuamente y vosotros no lo percibís(***).
Porque con éste ningún veneno dañará ni matará a los que son fieles al Señor. Dadlo a vuestros familiares y hermanos para que lo tomen cada mañana, unas gotitas bastarán, pero hacedlo como Mi padre putativo os lo ha indicado.
¿Haréis como os lo deciMos, Mis Ovejitas Fieles?

(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE MARÍA)
Criaturita -----¿Madre Santísima?
Ya habéis visto como ninguno trabaja solo. Mis videntes, mis profetas y mis Místicos,  no sólo coinciden en lo que dicen, expresan y en las  Santas Palabras que llevan a a vuestros Hermanitos, sino que se apoyan unos a otros (supongo que se me dice porque me han pedido que les recuerde el Aceite de San José, que le fue revelado a Agustín), todo lo que escuchan lo  hacen que converja  en un mismo fluir. Esto son estos Diálogos. Son un extracto, una guía para sobrevivir en espíritu y Verdad durante esta tremenda Tribulación que se os avecina.
Habrán de hacer como Mis Elegidos os dicen, porque es Palabra Santa del Cielo. Creedles, escuchadlos y si alguno difiere de los que dicen los que ya sabéis que son Mis Hijos, no hagáis caso. Unos se apoyarán a otros porque es unidad lo que el Cielo siempre procura, no disensión y discordia.
Haced ya ahora lo que os dijimos por Mi Hijo Agustín con el Aceite para que contéis también con salud de vuestros cuerpos y podáis trabajar de diversas maneras para el Santo Cielo.
Protegeos vosotros y proteged a los vuestros. No tengáis miedo, sino confianza  en que donde el Maligno siembre envidia, discordia, desesperación, mal y enfermedad; del Cielo os llegará inspiración, amor, calidez, dulzura, sanidad y salud. No inventéis nuevas maneras, sino apegaos a lo que os decimos de manera tan amorosa y manteneos fieles a los consejos amorosos y precauciones que os donamos a través de Nuestros videntes, profetas y místicos, en el caso de esta pequeñita. Escudriñad en los Mensajes y ved si en algo contradicen a la sana y santa Doctrina de vuestra Iglesia o si se oponen a la Palabra Revelada en los Santos Evangelios para que vuestra Fe se fortalezca. ¿Lo entendéis, lo tenéis clarito, Ovejitas? Os amamos de manera inconmensurable y no os dejaremos que caigáis presos del Maligno, pero habéis de seguir estas amorosas precauciones que os vamos dando semana a semana. ¿Lo tenéis claro, Mis Pequeñitos tan amados?
(Domingo 25 de Agosto) (Dos días después agrega Nuestra Señora con una voz dulcísima y acariciadora)
Dime Madre Santísima ------El Aceite, Mis niños, Mis Pequeños, es como el Agua de Lourdes de Milagrosa que esta vez os protegerá de las enfermedades que se están esparciendo con una rapidez epidémica por el mundo. Ya será muy difícil viajar y peregrinar a los sitios de Mis apariciones, pero podéis tenerlo en vuestras alacenas para beber unas gotitas cada mañana y para úntanoslo en caso de tener algún mal en vuestra piel, inflamación o hinchazón.
Tenedlo ya y  haced esto como os lo decimos, que tantas precauciones son para ahora, Mis Amados. (Agosto 27)

(*) EL ACEITE DE SAN JOSÉ
Mensaje dictado por san José al hermano Agustín del Divino Corazón el 26 de Marzo de 2009
Locución de san José:
Atended a los sabios consejos de mi amadísima esposa, María, guardadlos en vuestro corazón, meditadlos y vividlos. Conservad la sencillez y la pureza de vuestro corazón para que seáis verdaderas ofrendas de amor a la Victima Divina.









No me hagáis a un lado de vuestras vida,  fui el único hombre en la tierra en el cual Dios encontró complacencias. Entregadme vuestra vida interior y os la enriqueceré. Os daré un regalo esta noche, hijos amados de mi Hijo Jesús: EL ACEITE DE SAN JOSE. Aceite que será un auxilio Divino para este final de los tiempos; aceite que os servirá para vuestra salud física y vuestra salud espiritual; aceite que os liberará y os protegerá de las acechanzas del enemigo. Soy el terror de los demonios y, por ende, hoy pongo en vuestras manos mi aceite bendito.
Propagadlo, será útil para toda la humanidad. 
Los hombres recibirán descanso a sus penas espirituales, físicas y morales. 

Preparadlo de la siguiente forma:


1.- Tomad un cuarto de aceite de Oliva (250 mililitros) Y siete lirios

2.- Ponédmelos por siete días frente a mi imagen.,
(Rezar cada dia: Padre Nuestro, Gloria Y Ave Maria en memoria de  los 7 dolores y gozos de san Jose., un dolor y un gozo cada dia) Adelante más explicación en los 7 dolores y gozos. 

3.- Después, verted las flores (deshojando los pétalos) en el aceite y ponedlo a fuego lento por siete minutos.

4.- Separad los pétalos de los siete lirios escurridlos bien y dejad el aceite.

Durante los siete días yo derramaré gracias, bendiciones especiales a aquellos lirios.
Ese es mi aceite, hijos amados, el Aceite de san José.
 Os lo repito. Será una coraza que os protegerá, contra todo espíritu demoníaco, os fortalecerá en vuestras pruebas, os alentará en vuestro caminar, os sanará del cuerpo, del espíritu y del alma.
 Os lo repito, el aceite de san José: siete lirios puestos frente a mi imagen durante siete días, haciendo referencia a mis siete dolores y siete gozos; además el número siete indica perfección y os daré, a través de la unción diaria con este aceite: perfección y crecimiento en vuestra vida interior.
Cuando sintáis abatimiento, ungíos en vuestro pecho y recibiréis fortaleza, alivio.
 Cuando os aquejen males de vuestro cuerpo ungíos. Ungid con  mi aceite a los enfermos del cuerpo y del alma. 
Ungid con mi aceite a los posesos, a los endemoniados, el demonio huirá de todas estas personas atacadas por los espíritus del averno. ¿Privilegiados? ¿No? Como el cielo os consiente; como el cielo deposita en vuestras manos grandes tesoros. 
Aceite de san José: bálsamo sanador, bálsamo liberador, bálsamo regenerador. 
Os  amo, hijos amados de mi Hijo Jesús.
 Os bendigo. AMÉN.


A los ocho días, después (Abril 3),

San José dice: Ya habéis obtenido el primer aceite.

Haced que muchísimas persona lo hagan. 
Este aceite es sanador, es un bálsamo de paz para el alma. 
Cuando sintáis turbación aplicadlo en vuestro pecho y recibiréis la paz. El aceite y los lirios se deben colocar un día miércoles (ante la imagen de san José) y al miércoles siguiente preparadlo (los puntos 3 y 4  arriba descritos en el mensaje anterior) en mi día dedicado a mi culto y a mi devoción. 
Este aceite tiene grandes gracias, grandes bendiciones. Ungíos diariamente con él y mantened reserva de este aceite. 
No olvidéis traer mis lirios perfumados y haced mas aceite, de miércoles a miércoles, para que tengáis reserva.

El PADRE PIO DE PIETRELCINA 




En un aparte de su locución a Agustín del Divino Corazón, el 26 de Diciembre de 2010, sobre el aceite de san José dice:  “Estáis en el final de los tiempos, la gran tribulación se avecina. Tened reserva suficiente del aceite de san José. 
Una gran epidemia se extenderá como plaga. Este aceite será la contra, la medicina.”
(**) El Aceite lo hice a tropezones, como mucho de lo que hacemos, pero con fe, amor y entusiasmo.
 Cuando se me dijo que lo hiciera tenia que viajar, así que conseguí sólo 6 lirios (no habían más) y los empaqué en el auto. 
En cuanto llegué a mi destino los coloqué en un jarroncito y hasta el miércoles les coloque la imagen de San José y estuve orando. 
Era un lugar de mucho calor así que el agua se pudría constantemente y parecían marchitarse, pero les cambiaba el agua y sabia que aunque un petalito quedara, sería suficiente. 
En cuanto pude salí a buscar el lirio que faltaba. 
El miércoles siguiente aparté los pétalos que habían y regresé a casa. Pensé que a lo mejor no lo había hecho bien, así que no los preparé con el aceite, como debía.. Compré otros lirios y los volví a poner frente a la imagen de San José pero se atravesó otro viaje y ya no podría estar el miércoles siguiente, pero encontré a quien encargárselos y desde la distancia, el miércoles llamé para recordarle lo que habría de hacer.
 Después recordé que San José es muy compasivo y comprensivo de la condición humana, que mis primeros lirios estaban llenos de cuidado y amor, y de Bendiciones por parte de San José, así que los agregué al aceite que se había preparado el miércoles, como San José Nos Enseñó.
Me inspiró Nuestro Señor cómo tomarlo.  Desde hacia muchos años me había acostumbrado a que el primer alimento del día fuera medio vaso de agua tibia con una cucharada de aceite de olivo y limón.
 Así que cuando llegó la receta del Cielo yo ya estaba preparada. Sólo tuve que agregarle unas gotitas del Bálsamo de San José. Fue un goce enorme lo que sentí esa primera toma. De inmediato se lo di a mis padres quienes accedieron a tomarlo.
 Mi padre de inmediato mostró un amor y una ternura hacia mi madre que yo no le había visto nunca! Cura el alma y el cuerpo. 
Mi Madre se está recuperando de cáncer y confío en que el aceite le va a dar lo que su cuerpo pero sobretodo su alma necesita, porque es San José quien ve por mis viejos, y desde dentro, con su Bendito Aceite.
 (***) Al día siguiente hacen público el uso de armas químicas en Siria. 
Y encontré que Estados Unidos ya lo habían hecho en Irak. Para ver el video:  pulsar en esta dirección:  Más que muerte y destrucción: la invasión de Irak dejó a miles de niños  Oren por  por nuestros Hermanos.
 Sólo Dios sabe con qué más nos están envenenando y ni lo imaginamos.

7 Dolores y Gozos De San José





1.- Tomad un cuarto de aceite de Oliva (250 mililitros) Y siete  lirios (Les llaman LIRIS  y  traen dos, tres, o cuatro lirios  por cada vara. Y cuestan entre 25,30, y 35 pesos., Son 7 lirios,  No son  7 varas con 2  0  3 varas alcanza Si traen botones grandes abrirán después. 
Si los pétalos caen antes de los 7 Días igual servirán,  cada lirio trae 6 pétalos  al final se pueden tomar 42 pétalos  y prepararlos.
Si los botones no abren, igual servirán los pétalos). 

2.- Ponédmelos por siete días frente a mi imagen. ( Bendecida por el sacerdote y orar cada día   un dolor y gozo )

3.- Después, verted las flores (deshojando los pétalos) en el aceite y ponedlo a fuego lento por siete minutos.

4.- Separad los pétalos de los siete lirios escurridlos bien y dejad el aceite.
Durante los siete días yo derramaré gracias, bendiciones especiales a aquellos lirios. Ese es mi aceite, hijos amados, el Aceite de san José.

Para crecimiento espiritual Se debe aplicar cada día en la frente, en el dorso (en la muñeca) de la mano detrás y delante bendiciendo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Para sanación en la parte afectada igual bendiciendo. 
Y aplicar también donde se necesite y en ataques espirituales que a veces provocan dolores de cabeza, olvido de lo que se tiene que decir al hablar en público., cuando esto no pasa normalmente y esto puede ser provocado por alguien.  





Primer dolor y gozo
Castísimo Esposo de María, glorioso san José. Así como fue terrible el dolor y la angustia de tu corazón cuando creíste que debías separarte de tu Inmaculada Esposa, experimentaste después un vivo gozo cuando el Ángel te reveló el misterio 
de la Encarnación.
Por este dolor y gozo, te suplicamos te dignes consolar nuestras almas ahora y en nuestros últimos momentos; alcánzanos la gracia de llevar una vida santa y tener una muerte semejante a la tuya, en compañía de Jesús y de María.
(Padrenuestro, Avemaría y Gloria)

- San José Protector nuestro Ruega por nosotros,

-Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.


Segundo dolor y gozo


Bienaventurado Patriarca san José, que fuiste elegido para hacer las veces de padre del Hijo de Dios hecho hombre.
 El dolor que sentiste al ver nacer al Niño en tanta pobreza, se trocó pronto en un gozo celestial cuando oíste los armoniosos conciertos de los Ángeles, y fuiste testigo de los acontecimientos de aquella luminosa noche.
Por este dolor y gozo te suplicamos nos alcances que, al término de nuestra vida, oigamos las alabanzas de los Ángeles y gocemos del resplandor de la gloria celestial.

 (Padrenuestro, Avemaría y Gloria)

- San José Protector nuestro Ruega por nosotros,

-Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.



Tercer dolor y gozo

Cumplidor obediente de la Ley de Dios, 
glorioso san José. 
La vista de la sangre preciosa que el Redentor Niño derramó en la circuncisión traspasó de dolor tu corazón; pero el nombre de Jesús que se le impuso te llenó de consuelo. 
Por este dolor y gozo alcánzanos que, después de luchar en nuestra vida contra la esclavitud de los vicios, tengamos la dicha de morir con el santo nombre de Jesús en los labios
 y en el corazón. 
(Padrenuestro, Avemaría y Gloria)

- San José Protector nuestro Ruega por nosotros,

-Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.




Cuarto dolor y gozo
Santo fidelísimo a quien le fueron comunicados los misterios de nuestra redención.
 Grande fue tu dolor al conocer por la profecía 
de Simeón que Jesús
 y María iban a sufrir; mas este dolor
 se convirtió en gozo
al saber que sus padecimientos servirían para la salvación de muchas almas.  
 Por este dolor y gozo te pedimos la gracia de trabajar sin cansancio por la salvación de las almas y ser contados en el número de los que resucitarán para la gloria, por los méritos de Jesús
 y la intercesión de María.
(Padrenuestro, Avemaría y Gloria)

- San José Protector nuestro Ruega por nosotros,

-Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.




Quinto dolor y gozo
Custodio del Hijo de Dios hecho hombre. 
Cuánto tuviste que sufrir por defender y alimentar al Hijo del Altísimo, particularmente en la huida a Egipto, y viendo los ídolos de los egipcios; pero también fue grande tu alegría al tener a tu lado al Hijo de Dios y a su Santísima Madre. 
      Por este dolor y gozo alcánzanos la gracia de que, huyendo de las ocasiones de pecado, venzamos al enemigo infernal, y no vivamos ya más que para servir a Jesús y a María.
(Padrenuestro, Avemaría y Gloria)

- San José Protector nuestro Ruega por nosotros,

-Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.


Sexto dolor y gozo

Glorioso san José, que viste sujeto a tus órdenes al Rey de los Cielos. 
El consuelo que experimentaste al conducir de Egipto a tu querido Jesús fue turbado por el temor a Arquelao, fuiste, sin embargo, tranquilizado por el Ángel y permaneciste gozoso en Nazaret 
con Jesús y María.  
Por este dolor y gozo te pedimos nos obtengas que, libres de todo temor nocivo, gocemos de la paz de conciencia y, viviendo tranquilos en unión de Jesús y de María, muramos en su compañía.(Padrenuestro, Avemaría y Gloria)

- San José Protector nuestro Ruega por nosotros,

-Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.





Séptimo dolor y gozo

San José, modelo de santidad, que habiendo perdido al Niño Jesús sin tu culpa, le buscaste durante tres días con inmenso dolor hasta que, con gozo indecible, le encontraste en el templo en medio de los doctores. 
 Por este dolor y gozo, y ya que estás tan cerca de Dios, te pedimos nos ayudes a no perder nunca a Jesús por el pecado mortal, y si por desgracia lo perdiéramos, haz que lo busquemos con profundo dolor hasta que lo encontremos y podamos vivir en su amistad para gozar de Él contigo eternamente 
en el Cielo.
(Padrenuestro, Avemaría y Gloria)


- San José Protector nuestro Ruega por nosotros,

-Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.
*Tenía Jesús como treinta años
*Cuando era tenido como hijo de José.

Oremos: Dios Todopoderoso que confiaste los primeros misterios de la salvación de los hombres a la fiel custodia de San José: haz que por su intercesión la Iglesia los conserve fielmente y los lleve a plenitud en su misión salvadora. 
 Y Te suplicamos, que al que veneramos como protector en la tierra, merezcamos tenerle como intercesor en el cielo. 
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
                                                                   
Consagración:  Santísimo Patriarca San José, por el afecto que os unió a la Virgen Inmaculada, por el amor paternal que profesaste al Niño Jesús, dignaos velar sobre nuestra existencia hasta el último suspiro. Amén.






LA SANTA BIBLIA FUE HECHA POR LA SANTA IGLESIA CATÓLICA............DAR CLICK EN LA IMAGEN

PADRE NUESTRO TU QUE ESTAS EN LOS QUE AMAN LA VERDAD

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES
DEVOCIÓN PRECIOSA SANGRE, LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES  DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE
LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO