SATÁN ENTRONIZADO EN EL TEMPLO SANTO" SE ARRODILLA ANTE HEREJES QUE ODIAN A LA MADRE DE DIOS



EN VIVO

SLIDERS

,

,

martes, 6 de noviembre de 2012

LOS 15 SUFRIMIENTOS Y DOLORES DESCONOCIDOS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Triste está Mi alma hasta la
muerte...
Atended y ved si hay dolor semejante a mi dolor...
Yo a favor tuyo, azoté a Egipto, y tú me entregaste para ser azotado.
Tened piedad de Mí, al menos vosotros Mis amigos....



JESÚS, atendiendo los ruegos de la piadosa amantísima Hermana María Magdalena de la Orden de Santa Clara, que vivía santamente en Roma, que deseaba conocer sus sufrimientos secretos, se le apareció y le receló y comunicó verbalmente los sufrimientos desconocidos, que había soportado la noche anterior a Su muerte.
Jesús dijo que no reveló estos sufrimientos por que no quería este tipo de compasión.



1º- Ataron Mis pies con una cuerda y me arrastraron debajo de una escalera de un sótano pestilente e inmundo;





2º- Me quitaron la ropa y agujerearon mi Cuerpo con puntas de hierro;






3º- Ataron mi Cuerpo con una cuerda y me arrastraron por dentro del sótano;




4º- Me colgaron de una viga, donde me dejaron hasta que me deslicé y caí a tierra, este sufrimiento hizo salir de Mis ojos lágrimas de sangre;


5º- Me amarraron a un poste y me martirizaron con toda clase de armas perforando mi Cuerpo; me tiraron piedras y me quemaron acercándome a las brasas de la hoguera con teas encendidas;




6º- Me agujerearon con punzones y desgarraron Mi piel, Mi carne y Mis venas;


7º- Me amarraron a un pilar, Mis pies yaciendo sobre hierro incandescente;


8º- Me pusieron una corona de hierro y me vendaron los ojos con trapos malolientes;


9º- Me sentaron sobre una silla guarnecida con clavos puntiagudos que clavaron en Mí cuerpo profundísimos huecos;


10º- Rociaron mis Llagas con brea y plomo hirviente y me hicieron caer de la silla;






11º- Para mi tormento y Mí vergüenza, me hundieron agujas y hierros puntiagudos en los huecos de Mí barba arrancada;

12º- Me echaron encima de una cruz, sobre la cual me amarraron tan fuerte y duramente que estuve a punto de quedar sofocado;





13º- Hollaron Mi cabeza cuando yacía por tierra; uno de ellos, al poner su pie en Mí pecho, hundió una punta de Mí corona a través de Mí lengua;




14º- Me llenaron la boca con las más asquerosas suciedades;



15º- Profirieron raudales de injurias infames, me amarraron las manos a la espalda, me condujeron a golpes fuera de la cárcel, y me azotaron.





Y Jesús continuó:

“¡Hija mía, querida! Te pido que hagas conocer a muchas almas Mis quince sufrimientos y dolores secretos, con el fin de que sean contemplados y honrados.  
El día del Último Juicio, concederé la Eterna Felicidad a aquéllos a quienes con amor y recogimiento, me ofrecieron cada día uno de Mis sufrimientos
agregando piadosamente la siguiente oración: 

 “ESPERÉ COMPASIÓN, PERO FUÉ EN  VANO, ALGUIEN QUE ME CONSOLARA, Y NO LO HALLÉ.”
 Salmo 69-21



















domingo, 21 de octubre de 2012

MÚSICA, CANTOS CATOLICOS



COMO NO CREER EN DIOS 






EL ESPIRITU DE DIOS ESTA EN ESTE LUGAR





El León de la tribu de Juda

                                       



ALMA DE CRISTO

     



MADRE ERES TERNURA





AVE MARIA - CELINE DION




ÁNGELES DE DIOS





YO VENGO DEL SUR Y DEL NORTE





JESÚS AMIGO



LE LLAMAN JESÚS 


BENDITA EUCARISTÍA






MILAGRO DE AMOR




 ÁNGELES DE DIOS





CUANTAS VECES




GLORIA





ÁNGELES DE DIOS




MADRE ERES TERNURA





TE ALABO





EL ESPÍRITU DE DIOS ESTÁ EN ESTE LUGAR

PADRE LUCAS CASAERT







ESPÍRITU DE DIOS LLENA MI VIDA - ROBERTO ORELLANA






AMIGO






























sábado, 20 de octubre de 2012

AÑO DE LA FE


PAPA CONCEDE INDULGENCIA PLENARIA PARA EL AÑO DE LA FE QUE COMIENZA EL DÍA 11


BENEDICTO XVI HA DISPUESTO CON MOTIVO DEL AÑO DE LA FE, QUE COMENZARÁ EL 11 DE OCTUBRE HASTA EL 24 DE NOVIEMBRE DE 2013, LA CONCESIÓN DE INDULGENCIA PLENARIA PARA TODOS LOS FIELES QUE EN ESOS MESES DEN TESTIMONIO PÚBLICO DE LA FE CRISTIANA EN LA VIDA DIARIA, INFORMÓ HOY EL VATICANO.

redacción | meridiano de hoy
2012-10-05 17:10:44

Benedicto xvI ha dispuesto con motivo del año de la fe, que comenzará el 11 de octubre hasta el 24 de noviembre de 2013, la concesión de indulgencia plenaria para todos los fieles que en esos meses den
testimonio público de la fe cristiana en la vida diaria, informó hoy el vaticano.
"en este tiempo de profundos cambios a los que la humanidad está sometida, Benedicto xvI invita a todo el pueblo de dios para que en este año de la fe se una al sucesor de Pedro (él) para dar testimonio de la fe ante los demás en la vida diaria", precisó el vaticano.


la indulgencia, según el decreto firmado por el cardenal Manuel Monteiro  de castro,  penitenciario mayor de la iglesia romana, será aplicada en las condiciones que establece la iglesia, es decir, si el fiel se ha confesado, ha tomado la comunión y ha rezado según las intenciones del sumo pontífice.
los fieles conseguirán la indulgencia durante todo el año cada vez que, entre otras, participen en las lecturas de textos sagrados en las iglesias, cada vez que peregrinen a una basílica, catacumba cristiana, catedral, basílicas menores o santuarios marianos y participen en alguna función sagrada o mediten y al final recen el padrenuestro.


También si un día de ese año de la fe el fiel visita el baptisterio u otro lugar en el que recibió el bautismo y renueva las promesas bautismales según la fórmula legítima.
los fieles que no puedan participar en celebraciones como las anteriores, debido a que están enfermos, encarcelados, son ancianos, etc, podrán lograr la indulgencia plenaria en las mismas condiciones "si se unen espiritualmente a los actos en los que las palabras del pontífice o de los obispos son transmitidas por televisión o radio, recen el padrenuestro y hagan la profesión de fe".


la indulgencia es la reducción o eliminación de las penas que derivan de haber cometido un pecado y que puede ser obtenida en determinadas condiciones siempre que se esté en estado de gracia, según precisa el "enchiridion indulgentiarum", manual de las indulgencias.


las indulgencias aparecen por primera vez en 1091. Permitía conmutar la penitencia por obras públicas, como la construcción de iglesias.


los Papas Alejandro II   y  Urbano II  la ofrecieron a todos aquellos que participaban en las cruzadas y Bonifacio VIIII el papa que convocó el primer jubileo en 1300, las relacionó con este año santo.


Contra la degeneración comercial de las indulgencias en la iglesia católica se levantó lutero. era 1517 y de allí partió la reforma luterana, el protestantismo.
la penitenciaría de la curia romana precisó tras la revisión de la "enchiridion indulgentiarum", en 1999, que el propósito de la indulgencia no es sólo ayudar a los fieles a descontar las penas del pecado, sino impulsarles a realizar acciones de piedad, de penitencia y de caridad.

Para obtener una indulgencia todos los pecados tienen que estar confesados, se tiene que haber hecho la comunión y rezado "y sobre todo tener el corazón libre, ya que si hay pecado, aunque sea venial, no puede haber indulgencia plenaria", según el manual.


El manual también prevé la concesión de indulgencias parciales a quienes al cumplir con su deber y soportar las adversidades de la vida se dirigen con humildad a dios, aunque sea con una simple plegaria.


También a quienes con fe y misericordia ponen sus bienes y ellos mismos al servicio de los necesitados y a quien con espíritu de penitencia se priva espontáneamente y con sacrificio de alguna cosa lícita.


Ante la mala fama de las indulgencias, debido a errores del pasado, el vaticano ha insistido en que se debe superar la "imagen comercial" a la que aún siguen ligadas, porque son gratis.

EL SANTO ROSARIO (PROMESAS)



El Santo Rosario (Tradicional)
(Promesas)


Las 15 promesas de Nuestra Señora a los cristianos que rezan el Santo Rosario:


NOTA:  Si  se hace otro rosario  que tiene como base el Rosario Tradicional  se obtienen las gracias del Rosario Tradicional y  las gracias del Rosario que añadan.






Todo aquel que Me sirve fielmente rezando El Santo Rosario, recibirá señales de gracias. 


Yo prometo Mi especial protección y las mayores  gracias a aquellos que rezan el  Santo Rosario.



1.-   Todo aquel que Me sirve fielmente rezando el Rosario,            
        recibirá señales de gracias.


2.-   Yo prometo Mi especial protección y las mayores
         gracias a aquellos que rezan el Rosario.


 3.-   El Rosario será un arma poderosa contra el infierno,
        destruirá los vicios, disminuirá el pecado y vencerá las
        herejías.



4.-  El hará que las virtudes y las buenas costumbres
       florezcan; obtendrá para las almas una gran   
      misericordia de Dios; librará el corazón de los hombres
      del amor por el mundo y sus vanidades y los levantará
      para el deseo de las cosas eternas.


5.-  El alma que se encomienda a Mí con el rezo del  
      Rosario, no perecerá.


6.-  Todo aquel que reza el Rosario devotamente,
      aplicándose a la consideración de sus Sagrados
      misterios, nunca será dominado por la desgracia. Dios
      no lo va a castigar con Su justicia, no perecerá de una
     muerte imprevista, si fuese justo, permanecerá en la
      gracia de Dios y se volverá digno de la vida eterna.


7.-  Todo aquel que tuviera una verdadera devoción al
      Rosario, no morirá sin los Sacramentos de la Iglesia.


8.-  Aquellos que fuesen fieles al rezo del Rosario, tendrán
      durante su vida y en la hora de su muerte, la luz de
      Dios y la plenitud de sus gracias y en el momento de la
       muerte, ellos participarán en los méritos de los Santos
       en el Paraíso.


9.-  Yo libraré del Purgatorio, a aquellos que se dedicaren
      devotamente al Rosario.


10.-  Los hijos fieles al Rosario merecerán un alto grado de
         gloria en el Cielo.


11.-  Ustedes obtendrán todo lo que pidan a Mí con el rezo
         del Rosario.


 12.- Todos aquellos que propaguen Mi Rosario serán
        socorridos por Mi, en sus necesidades.


 13.-  Yo conseguiré de Mi Divino Hijo, que todos los d
          efensores del Rosario tendrán como intercesores, toda
          la corte celestial en vida y en la hora de la muerte.


14.-  Todos los que recen el Rosario, son Mis hijos y
         hermanos de Mi único Hijo, Jesucristo.


15.-   La devoción a Mi Rosario, es una gran señal de
          predestinación.



JESÚS:
“Cuando rezáis el Santo Rosario, ofrecéis una Rosa a vuestra Santa Mamá.
Los Rosarios rezados al pie de cada Cruz de Amor se vuelven una gran Rosa. Dejad multiplicarse las Cruces de Amor. Las Rosas para María son las oraciones de todos Sus hijos reunidos al pie de cada Cruz.
Hija mía, es urgente para cada uno de vosotros ponerse en Oración delante de Mi Santa Cruz. Yo soy DIOS, Vuestro Salvador. Mi Preciosa Sangre que se ha derramado en la tierra ha corrido para vosotros a lo largo de Mi Santísima Cruz. Mi Sangre os ha salvado porque os ha abierto la Puerta del Cielo… Recordad que Mi Preciosa Sangre es el antídoto del pecado.

Rezad cada día las letanías de la preciosa sangre y leed esta invocación:

“Preciosa Sangre de Jesucristo mi dulce Salvador Amado, Tu qué hiciste de nosotros hijos perdonados, devuelve al hombre su memoria perdida, graba en su corazón que Te ha olvidado la oración que se hace para cada uno el Perdón y el Llamado de Dios:








SANTA MISA (GRACIAS OBTENIDAS POR ASISTIR) Y SU SIGNIFICADO


GRACIAS OBTENIDAS POR ASISTIR  A  LA SANTA MISA
 La Misa es la continuación del Calvario.

Cada Misa vale tanto como la vida, sufrimientos y muerte de Nuestro Señor Jesucristo, ofrecidos en sacrificio.




La Santa Misa es el acto de desagravio más poderoso para expiar los pecados.


A la hora de la muerte, el consuelo más grande del alma consistirá de las Misas oídas en vida.


Cada Misa bien oída nos acompañará hasta el Tribunal Divino, suplicando perdón.


En la Santa Misa, según el fervor con que se asiste, se puede disminuir en grado mayor o menor, la pena temporal debida por los pecados.


Al asistir devotamente a la Santa Misa, se rinde el más grande homenaje a la Sagrada Humanidad de Nuestro Señor.


En la Santa Misa, Nuestro Señor Jesucristo ofrece expiación y desagravio por muchas omisiones y negligencias nuestras.


En la Santa Misa, Jesucristo perdona los pecados veniales que todavía no se han confesado. Además se disminuye el poder de Satanás sobre el alma.


Al asistir a la Santa Misa se proporciona a las ánimas del Purgatorio, el alivio más grande que sea posible.

Una Misa bien oída durante la vida, será de más provecho al alma, que muchas que se ofrecieran para su reposo después de la muerte.


 Por asistir a Misa, el alma se preserva de peligros, desgracias y de calamidades, que de otro modo hubieran sucedido. Además, se abrevia o reduce la duración de su Purgatorio.


Cada Misa bien oída obtiene para el alma un grado más elevado de gloria en el Cielo.


En la Misa se recibe la bendición del sacerdote que Nuestro Señor ratifica en el Cielo.


En la Misa se arrodilla entre una multitud de los santos ángeles, que están presentes en actitud de profunda reverencia, durante el sacrificio adorable de la Santa Eucaristía.


En la Santa Misa se reciben bendiciones para todos los bienes y empresas temporales.


En la Eternidad, realizaremos plenamente el gran valor de haber asistido a la Santa Misa diariamente.


Rezar por los sacerdotes para que obtengan la gracia de ofrecer la Santa Misa con santo amor y reverencia"

San Buenaventura ha dicho: "El que menosprecia a la Santísima Virgen, morirá en sus pecados y será condenado."


LA SANTA COMUNIÓN


Cada vez que recibimos la Santa Comunión, se nos perdonan los pecados veniales.

A Santa Gertrudis, Jesucristo ha revelado: "Cada vez que un alma recibe la Santa Comunión, algo hermoso sucede a cada alma en el Cielo, en la Tierra, y en el Purgatorio.

" El Cura de Ars decía: "Una sola Comunión bien recibida vale más que una inmensa suma de dinero que se distribuyera a los pobres. Cada vez que recibimos la Santa Comunión, nuestro lugar en el Cielo es elevado para siempre, y se abrevia nuestra estancia en el Purgatorio.


La Comunión Espiritual




Es enorme el valor de una comunión espiritual bien hecha. Podemos y debemos hacer la comunión espiritual frecuentemente. 
Es muy sencillo este acto. Se efectúa simplemente pensando en Jesús, en Su gran Amor a nosotros, y en nuestro Amor hacia El. Luego, pedir a la Santísima Virgen que implore a su Divino Hijo venir a nuestros corazones. Estas comuniones espirituales se pueden ofrecer por los intereses de Doloroso e Inmaculado Corazón de María.


 ¡También se añade la intención especial nuestra!


San Juan María Vianney, el Cura de Ars, decía:  

“Una Comunión espiritual actúa en el alma como un soplo de viento en una brasa que está a punto de extinguirse.  Cada vez que sientas que tu amor por Dios se está enfriando, rápidamente haz una Comunión espiritual”.

Yo quisiera, Señor, recibirte con aquella pureza, humildad y devoción con que te recibió tu santísima Madre; y con el espíritu y fervor de los santos.


COMUNIÓN ESPIRITUAL

OH SANGRE de Jesucristo! ¡Yo Te adoro en Tu Eucaristíca presencia en el Altar! Yo creo en Tu poder y dulzura; penetra en mi alma y purifícala, en mi corazón e inflámalo. PRECIOSA SANGRE de Jesús, realmente presente en la Sagrada Hostia, alumbra mi inteligencia, toma posesión de mi mente, circula siempre en mis venas, que todos mis sentidos sean marcados con Tu divina unción, que mi corazón lata solo por Tu gloria y que mis labios te alaben por siempre. Amén.


Bendita Sea La Justa Mano, Bendito Sea Su Santo Enojo, Bendita Sea Su Perfecta Justicia.


(La Comunión Espiritual, hecha 3 veces, servirá de alimento espiritual para los días de la purificación, cuando no se pueda recibir la Hostia consagrada).  



Nuestro Señor nos ha dicho que después de recibir la Santa Comunión, debemos repetir la siguiente jaculatoria:

"Sacratísimo Corazón de Jesús, ¡que todo el mundo Os ame con ardiente Amor!" (Revelación de N.S. a Gabrielle Bossis en Francia).

“Si ustedes son católicos y Me están escuchando, los invito a comprender que la parte más importante de su día debería ser la Santa Misa. Mucha preparación debe preceder a la oración de la Misa, y mucha acción de gracias debe proseguirle. No permitan que otros les dicten su postura o comportamiento en los preciosos momentos después de que Me reciben en la Santa Eucaristía. Este es Mi tiempo especial con cada alma y necesita ser colmado con  amor recíproco entre el alma y Yo.”
Jesús, 5 de noviembre del 2003


LA SANTA BIBLIA FUE HECHA POR LA SANTA IGLESIA CATÓLICA............DAR CLICK EN LA IMAGEN

PADRE NUESTRO TU QUE ESTAS EN LOS QUE AMAN LA VERDAD

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES
DEVOCIÓN PRECIOSA SANGRE, LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES  DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE
LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO